Cómo conseguí que mi hija se abrigara.

En muchas ocasiones les decimos a los niños desde lejos que se pongan la chaqueta que hace frío, que recojan los juguetes, que lleven su taza al fregadero, etc… pero en muchas de esas ocasiones, el niño/a no responde cómo nos gustaría. Y hay varias razones por las que los niños no lo hacen:

  • Les decimos constantemente lo que deben hacer o no . Cosas importantes pero también las que no lo son tanto y los saturamos por lo que dejan de “oírnos”. Es mejor priorizar, economizar energías y callarnos más.
  • Las órdenes ya hemos visto que no invitan a la colaboración. Al igual que los reproches, las insistencias, las ironías, las comparaciones y las amenazas .
  • Utilizamos la amabilidad al principio, pero cómo no responden como queremos , pasamos directamente a ser firmes. No las unimos desde el principio. Hay que ser amable y firmes al mismo tiempo.
  • Queremos que funcionen con mando a distancia. Es decir, desde lejos envío la orden y espero que se ejecute.

La buena educación.

La disciplina positiva que no es Disciplina Positiva. Siempre he pensado que en algún momento la violencia ejercida hacia los niños, tarde o temprano acabaría siendo igual de estigmatizada que la...

Muérdete la lengua.

Este verano estoy utilizando mucho la técnica de morderme la lengua. Así tal cual, no la encontrarás en un manual, aunque sí la contemplamos en la disciplina positiva como actuar más y hablar...